FvDirect

Vive Mejor, Vive Natural

Harpagophytum procumbens

Planta medicinal: Harpagofito, (Harpagophytum procumbens) antiinflamatorio y analgésico natural.

El harpagofito (Harpagophytum procumbens) es una planta originaria del sur de África, concretamente del desierto de Kalashari y de la Sabannah, donde ha sido empleado durante años para el cuidado de la salud.

Los nativos del Kalashari ya empleaban la raíz de harpagofito para curar heridas y contusiones, bajar la fiebre y para tratar problemas gastrointestinales en general.

Hoy en día, el harpagofito, también conocido como garra del diablo, se ha consolidado como el antiinflamatorio natural más potente que existe y sus beneficios son tan obvios que la ciencia lleva años investigando sus efectos, sin producir el malestar gástrico que habitualmente producen los analgésicos sintéticos.

Composición

En la composición química del harpagofito encontramos elementos como flavonoides, aminoácidos, gomorresina, glucósidos, fitoesteroles y aceites esenciales en cantidades variables.

Propiedades

El efecto del harpagofito no sólo se atribuye a un principio activo aislado, sino al conjunto de la acción global de ellos. Entre sus propiedades destacamos:

* Acción antiinflamatoria, analgésica y antirreumática: funciona muy bien en caso de dolores reumáticos, artrósicos y artríticos. Se usa para el tratamiento sintomático de la osteoartritis crónica, tendinitis, lumbalgias y ciáticas.

* Calmante de los dolores típicos de la gota.

* El harpagofito aumenta la producción de jugos gastrointestinales, favoreciendo la digestión y estimula las papilas gustativas, las cuales por un efecto reflejo , aumentan la producción de jugos gastrointestinales, estimulando el apetito.

* También el harpagofito es utilizado por los deportistas en caso de tendinitis y dolores articulares debido al esfuerzo.

* Efecto depurativo y disminuye el colesterol.

* Calma los espasmos intestinales.

Contraindicaciones: Está contraindicado en el embarazo por su acción oxitócica. Se recomienda por lo tanto evitar su empleo durante el embarazo y la lactancia y no debe suministrarse a niños menores de dos años.

Aunque los preparados con harpagofito son bien tolerados, hay que tener precaución o no deben ser utilizados en caso de pacientes con gastritis, úlceras gastroduodenales, colon irritable u obstrucción de las vías biliares.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información