Acné en los adultos, consejos para mejorarlo

El acné es una condición particular de la piel que se produce cuando los folículos pilosos son tapados por grasa y células muertas. Su aparición genera las conocidas espinillas, granos o puntos negros y las zonas más comunes donde aparecen es en el rostro (en especial en frente, nariz y barbilla) en la espalda, hombros e incluso en los glúteos.


Aunque es más común observar acné en adolescentes, también es un trastorno que sufren los adultos. Para todas las edades hay tratamientos efectivos, lo importante es ser consistentes, mantener meticulosos cuidados de higiene y siempre será recomendable consultar con un especialista, quien se encargará de descartar cualquier condición delicada que deba ser tratada con rigurosidad.

Dependiendo de la gravedad del mismo, suelen aparecer algunos efectos secundarios de índole psicológicos como baja autoestima, ansiedad y angustia generalizada. Sobre el aspecto físico, si no es bien cuidado o tratado, pueden quedar cicatrices y marcas que luego serán más difíciles de sanar.

¿Cuáles son las causas del acné en adultos?

Ya sabemos que la adolescencia y la etapa de la pubertad vienen acompañadas, en la mayoría de los casos, de un poco de espinillas y granos, pero el acné en adultos es bastante frecuente y se produce por acumulación de grasa que termina obstruyendo los poros de la piel. Si no se trata como es debido, esto conlleva a infecciones, inflamaciones y a la formación de granos.

Otra de las causas más comunes son los cambios hormonales. Aunque es más frecuente en las mujeres por alteraciones en su ciclo menstrual, por embarazo o menopausia, en los hombres también puede aparecer en edad adulta, producto del exceso de andrógenos.

El estrés puede ser un detonante del acné en personas mayores, así como el consumo de algún tipo de medicamento, cuyos componentes produzcan esta alteración dérmica. Llevar una dieta poco saludable es otra de las causas o bien es posible que su aparición se deba al padecimiento de alguna enfermedad como la diabetes u otra de tipo endocrina, por ejemplo.

Para mejorar el acné existen tratamientos naturales que además, nos ayudan a cuidar la piel de forma integral evitando la aparición de manchas y, por ende, regenerándola para que se vea más fresca, suave y tersa.

Consejos para mejorar el acné

La prevención es la principal premisa en todo tema que se relaciona con la salud y en el caso del acné, una limpieza profunda para eliminar el exceso de grasa en el rostro y el cuerpo será esencial.

En este sentido, el jabón de turmalina negra es el más indicado, ya que proporciona potentes efectos antibacterianos y antiinflamatorios que logran eliminar sustancias nocivas y toxinas que se quedan alojadas, producto de la exposición a agentes externos ambientales y no ambientales como el humo de coches, polvo, baterías, etc.

jabon-turmalina-negra

La turmalina negra es un cristal mineral que genera iones negativos al momento de la fricción y elimina las espinillas. Todos sus nutrientes permitirán tratar otros defectos como las manchas, ojeras e incluso, atenuar cicatrices.

Otro producto natural que es efectivo para tratar estos molestos granos en la piel es el aceite esencial árbol de té. Es especial para prevenir infecciones cutáneas y tratar heridas menores estimulando una curación más rápida.

aceite-esencial-arbol-te

Lo ideal es combinarlo con tu jabón limpiador a la hora de aplicarlo y mejor por la noche ya que el aceite de árbol de té puede foto sensibilizar la piel, a la mañana siguiente es conveniente utilizar protector solar para evitar la aparición de manchas.

La crema Aloe vera & Olive Oil + Elicina es otro producto 100% Natural con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que son de gran ayuda para mejorar el acné. Además de la Elicina (extracto de baba de caracol) también incluye Aloe Vera y Germen de Trigo, dos ingredientes naturales que permiten hidratar la piel sin aportar exceso de grasa. Hay que tener en cuenta que siempre hay que aplicar la crema una vez que el poro está completamente cerrado y con la cara bien limpia y seca.

crema-elicina-natura-benessere

Gracias a la alantoína (componente de la crema de elicina) se estimula la epitelización, es decir, la regeneración celular de la piel, eliminando tejidos necróticos y sustituyéndolo por un tejido nuevo. Es un anti-irritante natural y posee colágeno y elastina que fortalecen la piel atenuando arrugas; y su ácido glicólico actúa como exfoliante para eliminar células muertas y manchas.


Una piel sana es una piel bonita, tenlo en cuenta y dedica los cuidados necesario para que tu piel este siempre radiante.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado