Rosa Mosqueta y Áloe Vera, la combinación perfecta

Cuando se trata de optimizar los beneficios cosméticos de un producto natural, los diligentes investigadores hacen miles de combinaciones, hasta lograrlo. Y es que detrás de cada nuevo producto que se lanza al mercado hay muchísimas horas de trabajo que no se ven; meses de pruebas, de ensayos y múltiples pasos que llevan finalmente a dar con la fórmula perfecta.


Y más importante todavía es cuando los componentes que se unen son tan conocidos y valorados en el mundo de la cosmética, y también fuera de él, como ocurre con la Rosa Mosqueta y el Áloe Vera, dos imprescindibles para el cuidado de nuestra piel.

Combinar dos ingredientes naturales, como la Rosa Mosqueta y Áloe Vera, da como resultado un cosmético que potencia sus capacidades individuales como son las cualidades regeneradoras, cicatrizantes y estimuladoras de la producción de colágeno en la piel.

Las Propiedades Rejuvenecedoras de la Rosa Mosqueta

El aceite de Rosa Mosqueta, planta originaria de Europa, aunque actualmente crece en América; se obtiene de sus semillas, conocidas por muchos como las semillas de la eterna juventud ya que contienen Vitamina C y ácidos linoleicos, que son elementos vitales en los procesos de regeneración celular y artífices de la producción de colágeno.

El colágeno es una proteína que se encarga de unir todos los tejidos conectivos de nuestro cuerpo, es decir, tanto los músculos como los tendones, los huesos y la piel en general.

Si acusamos falta de colágeno, algo que se da con el paso del tiempo, ya que cada vez producimos menos del que necesitamos, los síntomas en la piel se manifiestan en forma de flacidez y arrugas debidos a la pérdida de elasticidad. Por eso resulta tan importante aportarle una dosis de colágeno para contrarrestarlo.

Como también contiene ácido trans-retinoico, una forma natural de la vitamina A, éste actúa como reductor del foto envejecimiento y por lo tanto, previene la aparición de las arrugas.

Los efectos del aceite de Rosa Mosqueta en la piel están signados por un brillo natural y sano resplandor en la misma; porque suaviza las arrugas y las finas líneas de expresión; además de unificar el tono de la piel, suavizando las manchas propias del avance de la edad.

Las propiedades de Rosa Mosqueta son de carácter de regeneración celular; estimulantes de la producción de colágeno en la piel; además de disminuir, visiblemente, las estrías. En cuanto a las cicatrices, Rosa Mosqueta actúa sobre las mismas minimizando las marcas causadas por éstas.

Beneficios del aceite de Rosa Mosqueta para la piel

  • Capacidad hidratante incluso de las pieles más secas por su alto contenido en ácidos grasos esenciales.
  • Reductor de las arrugas por causa de la edad, así como las líneas de expresión.
  • Reductor de las manchas en la piel, causadas por la exposición solar.
  • Reduce y atenúa, además de prevenir, las marcas de las estrías.
  • Tratamiento de las cicatrices producidas por el acné o por las causadas por efectos quirúrgicos o queloides.
  • Mejora la dermatitis atópica, los brotes de psoriasis.
  • Tratamiento para piel seca y eczemas, melanomas, llagas y úlceras.


No hay duda de que el aceite proveniente de esta planta medicinal que se emplea desde hace mucho tiempo es un verdadero remedio natural para nuestra piel y que la Rosa Mosqueta funciona como un potente regenerador de la piel.

Y lo hace actuando de forma eficaz para mejorar visiblemente su aspecto y combatiendo el envejecimiento prematuro desde la primera aplicación, con lo cual es un producto especialmente indicado para las pieles maduras.

El hecho de que contenga un 80% de ácidos grasos, vitamina A o retinol, vitamina C, que actúa como antioxidante y aportando luminosidad a la piel, y del tipo B1 y B2, es decir, tiamina y riboflavina, que retrasan su envejecimiento, convierten a la Rosa Mosqueta en un verdadero cóctel repleto de beneficios para la piel.

El aceite puro de Rosa Mosqueta para cicatrices es uno de los tratamientos que más convence a quienes tienen marcas en la piel causadas por el acné, las quemaduras, las estrías y también por una intervención quirúrgica.

aceite-puro-rosa-mosqueta

Además, al tratarse de un ingrediente de origen natural es respetuoso con todos los tipos de pieles, incluso las sensibles, ofreciendo una hidratación y un cuidado excelentes y sin tóxicos.

De hecho existen productos formulados a base de Rosa Mosqueta incluso para el cuidado de la piel de bebé, una piel muy delicada y tan fina que necesita hidratación constante pero con un producto que no la irrite y la proteja para mantenerla en perfecto estado.

Las propiedades regeneradoras del Áloe Vera

El Aloe Vera es una de las plantas más conocidas y utilizadas en cosmética a nivel mundial teniendo una infinidad de usos y propiedades beneficiosas que confirman distintos estudios científicos.

Además de ser componente principal en muchas cremas y geles de belleza, también se emplea en alimentación como ingrediente en zumos, lácteos o mieles por los nutrientes que aporta, su poder depurativo o como facilitador de la digestión.

Hay quienes lo consideran como un remedio para casi todo, y no pueden prescindir del Áloe Vera, utilizándolo en distintos formatos.

De hecho, la famosa y coqueta reina del Antiguo Egipto, Cleopatra, ya empleaba su pulpa asiduamente para el cuidado de su piel, conocedora de los efectos anti edad que le proporcionaba. Se dice incluso que tenía su propia plantación de Áloe Vera, disfrutando así de esta planta medicinal en su día a día.


Los compuestos del Áloe Vera

En las hojas del Áloe Vera es donde se encuentra su verdadero secreto de belleza y de donde se obtienen sus mayores beneficios.

De ellas se extrae el jugo rico en sustancias vitales para nuestro organismo. El gel de Áloe Vera contiene los compuestos bioactivos de la planta, como son los antioxidantes, aminoácidos, minerales y vitaminas y es un complemento ideal para el cuidado de la piel.

Entre todos ellos podemos destacar por ejemplo:

  • Vitaminas B1, B2, B6, B8 o betacaroteno, un pigmento natural que es capaz de transformarse en vitamina A cuando el cuerpo lo necesita. Una de las funciones de la vitamina A es la de ayudar al mantenimiento y la formación de los tejidos blandos y, por tanto, a tener la piel sana, suave y flexible.
  • Fenilalanina, un aminoácido esencial que ayuda a prevenir problemas de la piel como las manchas en la cara y repigmenta las zonas afectadas.
  • Ácido salicílico, que reduce las rojeces y la inflamación producidas por el acné, suavizando la piel.
  • Zinc, un mineral que protege la piel frente a los rayos de sol.

Esta es sólo una pequeña muestra de los más de 160 valiosos componentes que contienen las hojas de Áloe Vera y que aportan muchos beneficios:

  • Cicatrizante, emoliente, humectante y regenerador celular.
  • Efecto antiséptico y eliminación de células muertas.
  • Antiinflamatorio tópico, actúa sobre irritaciones, quemaduras, heridas, llagas y úlceras en la piel.
  • Estimula la producción de colágeno.
  • Restaura y equilibra el pH de la piel.
  • Activa el sistema inmunológico gracias a las antraquinonas que contiene.


Los efectos de la Rosa Mosqueta y el Áloe Vera en conjunto

La alianza entre el Áloe Vera (gel) con Rosa Mosqueta (aceite), potencia las propiedades y beneficios que por sí solo, aportan cada uno. Es por ello que esta combinación obsequia a la piel seca, no sólo de la hidratación que necesita; mejorando la tersura de la piel por la atenuación de las arrugas; sino que la alimenta, con nutrientes esenciales, contra el proceso de envejecimiento.

De este modo, devuelve a la piel seca toda la hidratación perdida, protegiéndola frente a las agresiones externas y al paso del tiempo, a la vez que le da una flexibilidad y un aspecto saludable y bello aplicación tras aplicación.

crema-aloe-vera-rosa-mosqueta


El Áloe Vera, con su alto contenido en vitaminas y minerales, estimula la regeneración celular de la piel, actuando como un potente antioxidante, suavizante y revitalizante. Posee además propiedades hidratantes, calmantes y refrescantes. El gel de Áloe Vera enriquecido con vitaminas C y E y el aceite de Rosa mosqueta dan como resultado una sensación de suavidad e hidratación instantánea y duradera. Su textura ligera ofrece un agradable frescor al instante.

Además, como ambos ingredientes tienen un origen natural y son respetuosos con el pH de la piel, este producto cosmético es apto para cualquier tipo de piel, no siendo exclusivo sólo para las pieles secas.

Las pieles mixtas o grasas también pueden disfrutar de todos los beneficios que se obtienen gracias a esta alianza entre la rosa mosqueta y el áloe vera.

El gel de áloe vera es capaz de absorber el exceso de sebo, regulando la grasa de la piel y limpiando los poros debido a sus propiedades astringentes y antibacterianas.

La rosa mosqueta a su vez ayuda a eliminar las marcas y cicatrices que hayan dejado a su paso el acné o la dermatitis, por lo que ambos juntos se encargan de cuidar la epidermis para lograr una piel lisa, uniforme, hidratada y con un aspecto joven.



No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola,
¿en que podemos ayudarte?