Propiedades y Beneficios de La Árnica

A veces nos complicamos la vida más de la cuenta, hasta que somos conscientes de que en la mayoría de las ocasiones, la solución que mejores resultados da suele ser también la más sencilla.

Y lo mismo ocurre cuando se trata de poner remedio a problemas de salud cotidianos pero molestos, como por ejemplo un dolor muscular y otro tipo de lesiones.

Basta con buscar en la naturaleza para encontrar justo lo que necesitamos, como el árnica montana, una planta medicinal que posee grandes beneficios para la salud.



Qué es el árnica

Quizá hayas oído hablar de ella, y no es de extrañar, puesto que su uso como remedio natural se va transmitiendo popularmente de generación en generación y hay informaciones que indican que ya se utilizaba en la medicina tradicional allá por el siglo XVII.

El árnica es una planta que suele medir unos 20 centímetros de altura, si bien puede llegar a alcanzar incluso los 60 centímetros.

Destaca por sus flores amarillas, muy similares a las de la margarita y con un olor parecido al que ofrece la manzanilla. De hecho pertenece a la familia de las asteráceas, donde también están incluidas otras plantas tan conocidas como la caléndula o la camomila.

La especie Árnica montana, una de las casi 30 especies distintas de árnica que existen, aunque es originaria de Europa central, también crece en las zonas montañosas de otros continentes, como América del Norte, Asia o en la parte sur de Rusia.

En España podemos encontrarla en las zonas altas de Galicia, Cantabria o Pirineos, por lo cual es frecuente que quienes más la conozcan sean los habitantes de los pueblos de montaña de esas zonas.

Su recolección suele coincidir con los meses de verano, cuando esta planta está en flor, que es la parte del árnica que se ha empleado tradicionalmente para combatir los dolores ocasionados por golpes o traumatismos.

Cómo utilizar el árnica

El árnica es una planta muy completa a nivel medicinal, ya que contiene helenanina, una toxina con propiedades analgésicas o antiinflamatorias, entre otras.

Las raíces de la planta tienen derivados del timol, una sustancia también presente en los aceites esenciales del tomillo o el orégano, empleado habitualmente como fungicida y también por sus propiedades antisépticas.

Antes de manipularla, es importante saber que el árnica montana puede resultarnos altamente tóxica si la ingerimos, pudiendo llevarnos a sentir náuseas, diarreas, dolor de cabeza y malestar general.

Tampoco es conveniente utilizarla de forma externa sobre heridas abiertas, puesto que su contacto directo puede irritar la piel o causarnos reacciones alérgicas.

Por eso, lo normal es utilizarla ya preparada en forma de pomada, gel o linimento apto para el contacto con la piel, opciones que se comercializan ofreciendo todas las garantías de seguridad y con la misma eficacia probada que si se emplea la planta fresca.

Las múltiples propiedades del árnica

Gracias a la helanina que contiene, el árnica montana puede ser muy útil como antiinflamatorio natural tras sufrir un golpe o una torcedura, como un esguince y también para aliviar el dolor articular de tipo reumático.

De hecho, se ha demostrado que el uso tópico de gel de árnica es tan efectivo como el ibuprofeno en los tratamientos antirreumáticos.

Además de sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, esta planta medicinal es un antiagregante plaquetario natural, es decir, que actúa sobre las plaquetas estimulando la circulación sanguínea y evitando así que se formen trombos o coágulos en el interior de las arterias.

Externamente se ve reflejado en que se reducen los hematomas en la zona en la que se haya aplicado y podremos evitar los antiestéticos moratones que suelen aparecer después de darnos un golpe.

Pero el árnica montana tiene muchas otras aplicaciones y también es eficaz frente a las picaduras de insectos, por lo que es habitual encontrarla dentro del listado de componentes de los geles comercializados como calmantes después de las picaduras.

La flebitis, la inflamación de las venas cercanas a las superficie de la piel, y que suele mostrarse en las piernas, también se puede tratar con el árnica montana, al igual que el eccema o algunos tipos de acné.

En definitiva, son tantas las propiedades terapéuticas que tiene el árnica montana que sus beneficios para la salud contrastados no hacen nada más que confirmar la necesidad de contar con algún producto formulado a base de árnica en nuestro botiquín.

Tendinitis, luxaciones o cualquier otro tipo de leve traumatismo puede tener solución de manera rápida y efectiva, reduciendo las molestias y el dolor que generan, si utilizamos un producto con árnica.

El árnica en el mundo del deporte

No sólo es habitual el empleo de árnica a nivel doméstico, sino que, como sus propiedades son bien conocidas, son muchos los profesionales del deporte que utilizan este remedio natural en su día a día.

De hecho, los deportistas de élite la suelen usar en los masajes efectuados por sus fisioterapeutas y masajistas para recuperar los músculos tras un duro entrenamiento, haciendo que la sangre fluya y acelerando así su puesta a punto para la siguiente ocasión.

Un masaje con árnica permite que el cansancio muscular disminuya, aliviando de manera casi instantánea las molestias que aparecen en la zona que ha hecho un gran esfuerzo.

Tras una intensa sesión en el gimnasio o después de salir a correr, por ejemplo, el árnica montana también ayuda a que no aparezcan las agujetas y a que los músculos enfríen de forma más adecuada para que no sufran y no aparezcan los calambres.

Tanto si practicamos deporte asiduamente como si queremos aliviar las molestias ocasionadas por un traumatismo o si tenemos cualquier tipo de dolor muscular o articular, el árnica montana puede ser la mejor solución.

Si deseamos adquirir productos naturales formulados a base de árnica montana, lo mejor es hacerlo cómodamente desde casa a través de la página de fvdirect.es, donde podremos encontrar de forma online una gran variedad de productos con los mejores precios, las máximas garantías y distintas formas de pago para elegir entre la que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Los mejores productos con arnica



Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información