Glucosamina, Protege tus Articulaciones

Los dolores en las articulaciones son muy frecuentes, y no solo entre personas de edad avanzada, como se suele creer. Sus síntomas afectan seriamente a nuestra calidad de vida. Aparte del propio dolor, limitan en mayor o menor medida nuestros movimientos y nos incapacitan para llevar a cabo alguna de nuestras actividades de la vida diaria. Como ocurre casi siempre con los dolores físicos, acaban por afectar el estado de ánimo, provocando desánimo y haciéndonos saltar a la mínima.



En ocasiones, la causa de estas molestias articulares proviene de unos hábitos de vida poco saludables, como el exceso de sedentarismo o la falta de práctica deportiva. Sin embargo, muchas veces son consecuencia del natural desgaste del cartílago o de padecer artritis (ante cualquier molestia corporal siempre hay que acudir a un especialista). Comprar Glucosamina te asegura un instantáneo alivio de los dolores en las articulaciones, así como un freno para la degeneración del cartílago.

Causas del desgaste del cartílago

Antes de continuar es necesario aclarar qué es eso de los cartílagos, que a todos nos suena pero que no siempre sabemos definirlo. Para prevenir los problemas es necesario contar con toda la información posible, así que vamos a contarte qué son los cartílagos y cómo debes cuidar de ellos.

El cartílago es un tejido flexible y firme que cubre el extremo del hueso en una articulación. Su función es ayudar al deslizamiento de los huesos e impedir que se froten entre ellos.

desgaste-cartilago

Los problemas surgen cuando el cartílago deja de funcionar correctamente. Puede ser debido a una inflamación o a una lesión (un mal movimiento, un golpe, el desgaste propio de la edad...). Ciertas enfermedades, como la artritis o la osteoartritis son también causas habituales de esta dolencia, muchas veces causadas por factores genéticos.

Cuál es la mejor forma de proteger el cartílago

Tener unos saludables hábitos de vida es una de las mejores formas de cuidar de tus cartílagos. Practicar deporte de forma habitual siempre es una gran inversión en salud, pero debes tener en cuenta que no es lo mismo hacer ejercicio cuando tienes 20 años que cuando ya has cumplido los 50.

Pasarse en la práctica deportiva puede ser contraproducente, así que, antes de lanzarte a hacer maratones, lo mejor es que consultes con un especialista que te pueda indicar cuál es el mejor entrenamiento que puedes hacer.

La práctica deportiva debe compaginarse con una dieta completa y equilibrada que ayude a evitar el sobrepeso, otra de las causas que pueden afectar a tus articulaciones y cartílagos. De nada nos va a servir hacer deporte todos los días si después nos vamos a inflar a pasteles.

ejercicios-articulaciones

Por último, la aplicación de glucosamina para el dolor de articulaciones cuando surge, a pesar de llevar una vida sana y activa, te proporciona un alivio instantáneo que te hace recuperar toda tu movilidad y energía.

Por qué comprar Glucosamina

La Glucosamina es un tratamiento natural para combatir la artritis en la rodilla y en otras partes del cuerpo, con una gran capacidad para mantener las articulaciones en perfecto funcionamiento. Posee unos poderosos efectos en la salud de los cartílagos y actúa sobre las venas varicosas de las piernas, reduciendo su inflamación.

Sus efectos son prácticamente instantáneos, ayudándote a recuperar la agilidad y la movilidad e tus articulaciones desde el primer momento.

Su uso no tiene ningún tipo de contraindicación y, aunque está recomendado para todo tipo de personas con dolores en las articulaciones, lo está aún más para personas deportistas y con ciertas patologías.

Glucosamina para deportistas y personas con gran actividad física

Los cartílagos se resienten notablemente con la comprensión y tracción de las articulaciones, algo que se realiza en las actividades cotidianas de cada día, pero aún más cuando se practica deporte con asiduidad.

Aunque la práctica deportiva siempre es recomendable, como te hemos indicado con anterioridad, no hay que olvidar que supone un machaque para el cuerpo, algo que hay que mitigar para evitar una temprana degeneración de los cartílagos.

deporte-articulaciones

Dependiendo de cuál sea el deporte que practiques, necesitarás aplicar Glucosamina en diferentes puntos de tu cuerpo. No es lo mismo practicar fútbol, por ejemplo, donde el desgaste es mayor en las piernas, que musculación en el gimnasio, donde la carga suele ser superior en brazos, espalda y hombros.

Glucosamina para personas con osteoartritis

La osteoartritis provoca que las enzimas que se encargan de regenerar el cartílago no actúen adecuadamente.

La glucosamina se encarga de estimularlas, frenando el avance de esta dolencia y mejorando la movilidad de las articulaciones.

Glucosamina para personas con artritis reumatoide

Este tipo de artritis provoca fuertes dolores y la rigidez de las articulaciones. Habitualmente afecta más a las mujeres que a los hombres y sus síntomas empiezan a notarse cuando se llega a la mediana edad.

Aunque no se conoce exactamente cuál es el origen de esta dolencia, sí se sabe que sus síntomas pueden verse agudizados por el tabaquismo, el estrés y la obesidad. Volvemos a repetir, unos hábitos de vida saludables son la mejor apuesta para prevenir todo tipo de enfermedades.

El uso de Glucosamina ayuda a reducir en buena medida las inflamaciones y dolores de esta patología.

Los efectos de la Glucosamina en la piel

Además de los beneficiosos efectos de la glucosamina sobre los cartílagos y las articulaciones, existen diferentes estudios, como el desarrollado por la Academia Americana de Dermatología, que confirman los beneficiosos efectos que este amino-azúcar sobre la piel.

La aplicación de glucosamina sobre la piel la hidrata y disminuye la aparición de arrugas, además de acelerar el proceso de curación cuando te has provocado un corte o herida.

Por estos motivos, la inclusión de este elemento en numerosas cremas naturales es cada vez más frecuente.

Recomendaciones de uso de la Glucosamina

Glucosamina en Spray o en Crema no tiene contraindicaciones y puedes utilizarlo todas las veces que desees. Como precaución, es aconsejable que te laves las manos después de cada uso. En cuanto a su mantenimiento, debes guardarlo en algún lugar con temperatura ambiente, ni demasiado frío ni excesivamente cálido, y mantenerlo fuera del alcance de niños pequeños.

Puedes comprar Glucosamina para articulaciones en nuestra tienda Online, con la seguridad de que sus efectos serán notables y de que tus articulaciones podrán recuperar en poco tiempo su movilidad y vigor.

glucosamina-articulaciones




No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado