Beneficios de hacer ejercicio para las articulaciones

Artralgia es el nombre con el que se conoce el dolor o los problemas en las articulaciones, un síntoma muy generalizado que puede ser causado por diferentes patologías, como la artritis y la artrosis, por lesiones, como esguinces y fracturas, o por el desgaste propio de ir cumpliendo años.

Es lógico que a partir de cierta edad, especialmente cuando ya pasamos de los 50, las articulaciones no estén tan lozanas como cuando estábamos en la veintena, pero de ningún modo hay que pensar que la madurez es sinónimo de dolores crónicos.


Seguro que conoces a personas de avanzada edad que lucen una estupenda forma física. Y eso no es casual. Llevar unos hábitos de vida saludables es el mejor medio para retrasar los efectos del paso del tiempo, y entre ellos hay uno imprescindible: hacer ejercicio.

Todos conocemos los beneficios del ejercicio físico para nuestra salud, tanto a nivel físico como anímico. Hacer ejercicio fortalece nuestro corazón, nuestros músculos, nuestra mente y, por supuesto, nuestras articulaciones.

ejercicios para las articulaciones

Beneficios de ejercitar la movilidad articular

Ejercitar la movilidad articular no solo es la mejor forma de prevenir posibles dolores y molestias, también contribuye a aumentar tu flexibilidad y la amplitud de tus movimientos. Los beneficios de hacer ejercicio para las articulaciones también repercuten de una forma muy positiva en la salud de tus huesos y de tus músculos.

Estos son algunos de los principales beneficios de ejercitar las articulaciones:

  • Fortalecimiento de los músculos y prevención de lesiones.
  • Aumento de la capacidad pulmonar y de la frecuencia cardíaca.
  • Reducción del riesgo de padecer enfermedades como la artritis y la artrosis.
  • Aumento del nivel de energía y reducción del estrés.
  • Mayor calidad del sueño nocturno.
  • Reducción del riesgo de padecer sobrepeso u obesidad.

Ejercicios para las articulaciones

Una de las excusas más frecuentes para no hacer ejercicio es la falta de tiempo. Sin embargo, si quieres ejercitar tus articulaciones, no necesitarás más de 45 minutos al día para ponerlas a tono. Y, como verás, la variedad de ejercicios para las articulaciones es lo suficientemente amplia como para poder realizarlos te encuentres donde te encuentres.

Natación

La natación y los ejercicios aeróbicos acuáticos son los mejores ejercicios para las articulaciones al no someterlas a ningún tipo de impacto. Además, la resistencia del agua aumenta la masa muscular y los movimientos controlados mejoran la circulación sanguínea.

Caminar

Caminar es un ejercicio al alcance de todos para el que solo necesitas un buen calzado. Todo lo que sea huir del sedentarismo es positivo para el organismo, pero recuerda que no es lo mismo caminar que pasear. Mantén un buen ritmo en tus caminatas y no te pares a mirar escaparates o a platicar con conocidos. Si te lo tomas en serio, un recorrido de tres cuartos de hora diarios serán más que suficientes para que tus articulaciones queden libres de molestias.

Bicicleta

Hay dos formas de practicar el ciclismo, en ruta o con bicicleta estática o de spinning. En ambos casos es conveniente empezar con moderación, evitando desniveles que puedan ser demasiado agresivos para músculos y articulaciones.

Una buena forma de iniciarse en este deporte es mediante clases dirigidas en el gimnasio. De ese modo, aprenderás a conocer las posturas correctas sobre la bici, así como tus propios límites. Una vez que le hayas cogido el tranquillo, podrás pedalear por el exterior con mayor seguridad.

Yoga o taichí

Tanto el yoga como el taichí son cada vez más utilizados para ejercitar las articulaciones, ya que sus movimientos controlados y lentos no las sobrecargan de ningún modo y contribuyen a aumentar el equilibrio y la flexibilidad, dos cualidades fundamentales para prevenir lesiones.

Ejercicio aeróbico de intensidad moderada

En general, cualquier ejercicio aeróbico de intensidad moderada es beneficioso para las articulaciones. Nadar, caminar o pedalear son solo algunos de los ejercicios que puedes realizar y que ya te hemos comentado, pero no son los únicos.

El remo, la elíptica, el patinaje, el montañismo... son otros ejercicios muy adecuados para la movilidad articular. Incluso bailar puede ser una buena opción (no en vano al bailoteo se lo solía definir como “mover el esqueleto").

En definitiva, tanto para las articulaciones como para el resto de nuestro organismo el mayor enemigo es el sedentarismo, también conocido como “sofing" (excesiva afición al sofá). Hacer un poco de ejercicio cada día es el mejor modo de retrasar los achaques de la edad.


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado