Qué son los Ejercicios Excéntricos y cuándo Realizarlos

Desde el momento en el que nacemos empezamos a desarrollar nuestros músculos y alcanzamos nuestro momento óptimo al llegar a los 30. No es que en ese momento empiece un declive inevitable, más bien comenzamos una etapa de estabilidad muscular que dura, más o menos, hasta los 50. Es a esta edad (unos algo antes, otros algo después; cada persona es un mundo), cuando empezamos a experimentar lo que comúnmente se denominan achaques: nos cansamos con algunas actividades que antes nos parecían de lo más sencillas, las articulaciones no funcionan tan bien como antaño, la espalda nos empieza a doler sin causa aparente...



Los años pasan y sus efectos empiezan a notarse. Sin embargo, no hay que resignarse. Unos buenos hábitos de vida, huir del tabaco y del alcohol, llevar una dieta equilibrada y practicar ejercicio son el mejor elixir para una eterna juventud (bueno, no eterna, pero sí muy larga).

Los ejercicios de contracción excéntrica (sentadillas, zancadas, Step...) se encuentran entre los más apropiados para ganar masa muscular y flexibilidad a partir de los 50, además de ser idóneos para la rehabilitación de ciertas dolencias.

Cuándo es recomendable realizar ejercicios de contracción excéntrica

Los ejercicios excéntricos son habituales en las rutinas deportivas a cualquier edad, pero lo que no deja de ser una opción cuando tienes 20 o 30 años, se convierte casi en una necesidad a partir de los 50, especialmente si se han sufrido algunas dolencias como la epicondilitis (más conocida como codo de tenista), la tendinitis rotuliana o problemas en el tendón de Aquiles, entre otros.

Si sufres de codo de tenista, el mejor ejercicio excéntrico es la supinación del antebrazo y la extensión de muñeca, para la tendinitis rotuliana los más aconsejables son los ejercicios que trabajan los cuádriceps y, en el caso de tener dolores en el talón de Aquiles, los ejercicios de talones, gemelos y sóleo en step son los más apropiados.

Estos ejercicios de resistencia nos ayudan a regenerar nuestros músculos y a prevenir numerosas lesiones tendinosas y musculares. Para saber cuáles son los que más te convienen es recomendable que consultes a tu médico o que pidas consejo a un entrenador deportivo.

Beneficios de los ejercicios de contracción excéntrica

Los ejercicios excéntricos nos ayudan a ganar masa muscular. Tener una buena musculatura no es una cuestión estética (aunque siempre queda bien lucir unos buenos músculos), es, ante todo, una cuestión de salud. Cuando musculamos aumenta nuestra potencia y la capacidad de cargar con unos pesos mayores sin cansarnos y sin el peligro de sufrir lesiones.

Los ejercicios de contracción excéntrica también nos ayudan a tener una mayor flexibilidad y elasticidad, algo a lo que no se le da mucha importancia cuando se tienen 20 o 30 años, pero sí a partir de los 50. Tus articulaciones también te agradecerán la práctica de este tipo de ejercicios.


Beneficios-ejercicios-contracción-excéntrica

Precauciones a tener en cuenta cuando se realizan ejercicios excéntricos

Siempre que vayas a practicar ejercicios excéntricos por primera vez es recomendable que cuentes con el consejo, guía y supervisión de un entrenador deportivo. Un profesional te indicará cómo debes realizar los movimientos y el número de series y repeticiones más adecuadas para tu estado de forma.

Aparte de las indicaciones de tu monitor, hay una serie de precauciones que siempre se deben tomar cuando se practican ejercicios excéntricos y, en general, cualquier deporte. Un calentamiento de los músculos antes de empezar el entrenamiento, durante unos 5 0 10 minutos, es la mejor forma de evitar posibles lesiones.

No olvides que al finalizar la sesión también debes pasar la fase de enfriamiento, con estiramientos y ejercicios de muy baja intensidad.

Utiliza pesos livianos al principio. Será tu propio cuerpo el que te vaya pidiendo más con el tiempo. No fuerces tu cuerpo más de lo necesario. La forma física es algo que se alcanza con tiempo, paciencia y precaución.

Por último, realiza los movimientos de forma pausada, sin brusquedad.

Si bien no es posible mantenernos eternamente jóvenes, sí es posible mantenernos sanos y en una excelente forma física una vez cumplidos los 50. Los ejercicios de contracción excéntrica son la mejor inversión para tu bienestar personal, con unos efectos que empezarás a sentir desde las primeras sesiones de entrenamiento.


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado