Aceite Esencial Lavanda 10ml

Aceite Esencial Lavanda 10ml

5,20 €

Producto Disponible - (Imp. Incluidos)


Aceite esencial de Lavanda, 10 ml, con propiedades, antisépticas, sedantes, analgésicas, anti-inflamatorias, regeneradores y potenciador de propiedades de otros aceites.

El aceite esencial de Lavanda es el aceite más utilizado en todo el mundo ya que además de sus propiedades, el aroma floral y relajante lo convierte en uno de los más queridos.

Contenido del envase 10ml



Con propiedades anti-bacterianas que ayudan a combatir virus y bacterias, el aceite esencial de Lavanda es uno de los aceites más usados. Y es que la esencia de esta planta medicinal puede ayudar también en muchas otras circunstancias del día a día.

Es un excelente antiséptico que sirve para tratar la piel dañada, para curar de heridas y evitar la propagación de infecciones.

También se utiliza para otras dolencias y malestares, pero destaca como ansiolitico natural y antidepresivo, así como por sus usos como rejuvenecedor y revitalizante del cabello y la piel.

En cosmética se utiliza contra el acné y la dermatitis.

Beneficios del aceite de Lavanda

Para las arrugas, contribuye a acelerar el proceso de regeneración celular y mantener el tejido firme.

Para el acné, ayuda a desinfectar las zonas congestionadas, a depurar la circulación sanguínea y linfática, y a reducir el dolor e inflamación causados por esta afección de la piel.

En heridas y quemaduras leves, tanto para regenerar como para desinfectar.

En los casos de dermatitis ejerce un efecto calmante.

Es muy eficaz con la varicela, sobre todo a la hora de aliviar el escozor y los picores causados por las vesículas, además de reducir el desarrollo de la enfermedad.

Tiene la capacidad de potenciar el efecto de todos los demás aceites.

Aplicaciones del aceite esencial de Lavanda

Inhalación: Inhalación directa con pañuelo: Colocar 1-3 gotas en un pañuelo e inhalar durante unos minutos.

Difusor: Poner 5-10 gotas en el difusor de esencias.

Tópico: Diluir en un aceite vegetal/portador y aplicar en la piel mediante un suave masaje.

Para el dolor de cabeza, diluye 2 gotas de aceite esencial de lavanda en 5 gotas de aceite de almendras dulces. Moja un dedo en esta mezcla y aplícalo sobre las sienes, frente y nunca. Notarás cómo te refresca y alivia.

Para un baño relajante, diluye 10 gotas de aceite esencial de lavanda en 5 ml de aceite de almendras dulces. Añade esta mezcla al agua de la bañera y tendrás un baño relajante, ideal para antes de irse a dormir.

Loción contra picores, añade 3 gotas de aceite esencial de lavanda a tu dosis diaria de body milk. Mezcla bien y aplícate la crema resultante en el cuerpo.

Para contusiones, mezclar 10 gotas de aceite esencial de lavanda con 5 ml de aceite de almendras dulces. Empapar una gasa en esta mezcla y aplicar sobre la contusión a modo de compresa.

Picaduras de insectos, aplica directamente el aceite esencial de lavanda sobre la pequeña herida o corte, con la ayuda de un algodón, siempre que tu piel no sea sensible. Contribuirás a reducir la inflamación y el picor.

Seguridad y efectos secundarios

Puede provocar somnolencia a aquellas personas con una presión arterial baja. No utilizar en mujeres embarazadas y niños pequeños.

Se aconseja que cuando se vaya a utilizar por vía tópica, siempre se haga una prueba previa sobre la piel sana, para poder de esta manera comprobar que no se tiene alergia a ninguno de sus componentes químicos.


Aceite esencial lavanda, {Lavandula angustifolia}, extraído por destilación de vapor.
Contenido del envase 10ml
Etiquetado resistente y bote con precinto de seguridad de color ámbar no translúcido protegiendo su contenido y propiedades de la luz solar.