FvDirect

Vive Mejor, Vive Natural

Un jugo que no te dejara indiferente

Cada vez somos mas los aficionados a los zumos o jugos de frutas o vegetales.

Nos aportan muchas vitaminas y nutrientes de una manera cómoda y además muy sabrosa. Los jugos de frutas son sabores explosivos en el paladar ya que conjugándolos adecuadamente conseguimos estar bien alimentados y a la vez darnos mucho placer.

Yo me he convertido desde hace ya algún tiempo en una apasionada de los jugos y del Aloe vera, una mezcla explosiva para el cuerpo, y cuando digo explosiva quiero decir, explosiva, es un placer sentir la reacción estimulante que se siente, notas como tu interior se fortalece y te dan ganas de comerte el mundo.

Hoy os voy a presentar uno de mis jugos favoritos, papaya, manzana y un tapón (una cucharada sopera) de Aloe Vera, yo uso el concentrado, el que tenéis en la tienda. Puro jugo de Áloe Vera

La Papaya viene de centro América y ya se usaba hace muchísimos años por los nativos para remedios curativos, lo utilizaban para las heridas y para antiinflamatios.

En los tiempos modernos ya se sabe el por que esta fruta es tan buena, ya que se ha descubierto que contiene encinas que ayudan para el estreñimiento y en los intestinos, ademas que va bien para la artritis, diabetes y presión sanguínea alta.

La papaya contiene, además, vitaminas del grupo B que son vitales para el sistema de defensa de nuestro organismo. Pertenecen a este grupo las vitaminas tiamina (B,), la riboflavina (B2), la niacina (B3), el ácido patogénico (B5), la piridoxina (vitamina B6), la vitamina B12, el ácido fólico y la biotina (vitamina H).

Posee, también, retinol (vitamina A), sustancia que facilita la síntesis de la melanina (pigmento de la piel), por lo tanto a la hora de tomar sol, el bronceado se produce mucho más rápido y en forma natural.

Igualmente, cuenta con vitamina E que tiene numerosas funciones del cuerpo humano, protegiendo las células y capturando radicales libres, protegiendo de forma inmunológica la glándula del timo.

En cuanto a los minerales y oligoelementos, la papaya contiene sodio, actuando en las células y regulando el nivel de agua y de ácidos; el calcio, el hierro, el potasio, el fósforo y el magnesio.

Esta fruta puede ser utilizada a la hora de adelgazar, ya que su contenido en fibra calma el apetito e incrementa la saciedad al tener una elevada proporción de agua (88%), una baja cantidad de calorías (alrededor de 30 calorías por cada 100 gramos) y en grasas

Y la manzana?

Hidrata nuestro cuerpo por su alto contenido de agua (alrededor del 80% de su composición).

Es diurética, reduce la acumulación de líquidos, los calambres en los miembros inferiores (piernas y pies) y la presión arterial elevada, debido a su gran cantidad de potasio.

Entre sus vitaminas, cuenta con las del grupo E, conocidas por ser fuertes antioxidantes.

Al contar con fibras solubles e insolubles, puede ser empleada tanto en personas con estreñimiento como con diarrea. En el primer caso es preciso consumirla cruda y con cáscara y en el segundo, asada o en forma de compota

La cáscara de la manzana tiene pectina. Esta fibra protege la mucosa intestinal. Si la lavas bien antes de comer, no tendrás que pelarla para disfrutar de todos los beneficios a nivel digestivo. Además, varios estudios revelan que la pectina tiene un papel decisivo para evitar ciertos tipos de cáncer como, por ejemplo, el de colon.

Asi que estas dos frutas y el Aloe Vera son una mezcla buenísima para mantener el cuerpo a raya. De los beneficios del Aloe Vera podéis verlos aquí:

POR QUE BEBER JUGO DE ALOE VERA



Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información