FvDirect

Vive Mejor, Vive Natural

Di ADIÓS a los sofocos

Aunque la menopausia es un proceso totalmente natural, muchas veces los síntomas que la acompañan pueden llegar a ser tediosos. ¡Es hora de ponerle freno!

Se calcula que hasta un 85% de las mujeres con menopausia se ven afectadas por los sofocos, y la mayoría de ellas los sufren durante más de 7 años. Pero, ¿de dónde vienen estas subidas de temperatura que vuelven las noches tan difíciles?

Durante la menopausia los ovarios dejan de segregar estrógenos y progesterona, las hormonas que regulan los ciclos menstruales, pero lo normal es que otras glándulas se encarguen de tomar el relevo. Por ejemplo, las suprarrenales, que activan la secreción de estrógenos a través del tejido adiposo. De ahí la importancia del correcto funcionamiento de estas glándulas, pero también de la presencia de grasas en el cuerpo.

Para poner fin a los sofocos, procure:

Evitar el estrés y los excitantes como el café, el tabaco, alcohol





No fatigar el hígado, evitar las sobrecargas alimentarías, vigilar los estados emocionales




Consumir ácidos grasos insaturados del tipo omega 6, lo hay en capsulas blanda y se toma como un complemento alimenticio.




Consumir legumbres de la familia de las fabáceas, ricas en fitoestrógenos (soja, lentejas, guisantes, habas, alfalfa o judías, entre otras).





Consumir frutas y verduras ricas en boro, pues resultan de gran ayuda para aumentar los niveles de estróge-nos en la sangre (por ejemplo las fresas, los melocotones, las coles, las manzanas y las lechugas).




La salvia (Salvia officinalis) tiene efectos demostrados sobre los sofocos, pero además también frena la producción de sudor y estimula la producción de estrógenos. Podrá encontrarla en forma de extracto seco o fluido.




La naturaleza es sabia, póngase en sus manos


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información